Una chica joven y con el pelo negro se está tiñendo el pelo con un tinte sin amoniaco

TINTE SIN AMONIACO PARA EL PELO

Hoy hablamos del tinte sin amoniaco y de sus pros y sus contras frente a los que sí lo llevan. Muchas marcas de cosmética ya no producen tintes con esta sustancia pero esto nos da que pensar. Porque ¿entonces con qué componente suplen al amoniaco?. ¿Realmente no lo llevan?. ¿Es mejor un tinte sin amoniaco?. Pues bien, a lo largo de este post, daremos respuesta a éstas y otras preguntas. Pero antes, vamos a ver qué es el amoniaco y por qué y para qué se utiliza.

El amoniaco es un compuesto químico incoloro y de olor tan desagradable como penetrante e intenso debido a su volatilidad. A temperatura ambiente, es un gas y se disuelve en agua muy fácilmente. Además contiene gran cantidad de nitrógeno, motivo por el que es fuente de nutrición para las plantas. Esta sustancia se encuentra en la naturaleza de distintas formas pero también se crea de forma artificial. Esta última es la forma en que se emplea en los tintes de pelo. Aunque, principalmente, se fabrica para producir fertilizantes, abonos o pesticidas. También lo utilizan en la industria de celulosa, plásticos, textil, productos de limpieza, metalurgia, explosivos… entre otros.

Y ahora que ya sabemos muchas de sus utilidades, nos centramos en su uso para los tintes de pelo.

Si quieres encontrar tintes sin amoniaco, entra en kambid.es o pincha directamente sobre la imagen.

Es un banner de Kambid.es donde aparece la frase "Compra online directo en Farmacias, Ortopedias, Herbolarios, Parafarmacias...". A la derecha una chica morena en un sofá beige con un ordenador que se ve que está viendo en internet Kambid.es.

Tinte sin amoniaco o con amoniaco. ¿Qué es mejor?

La cantidad de debates sobre el amoniaco ha generado gran polémica y, sobre todo, muchas dudas. A los que nos gusta cambiar el color de nuestro pelo no termina de quedarnos claro si es tan perjudicial. Pero lo que sí es evidente son las consecuencias que tiene en algunas personas. Y no sólo las que se tiñen sino para los que trabajan con tintes, como es el sector peluquero. La primera es la dermatitis, tanto en el cuero cabelludo como en otras partes del cuerpo. Ésta puede ser de dos tipos:

  • Alérgica. Se produce cuando la piel entra en contacto directo con una sustancia irritante como es el amoniaco. Los síntomas que pueden aparecer son: inflamación, erupciones, sarpullidos, enrojecimiento y picor.
  • Irritativa. Como en el caso anterior, también aparece por el contacto directo de la piel con agentes irritantes. Las lesiones que pueden producirse son descamación, enrojecimiento o sequedad en la piel. Y, en casos de mayor concentración de este químico: ampollas y vesículas.

Y el resto de consecuencias están relacionadas, además del contacto con la piel, por la inhalación de los vapores. Así, tanto sistema respiratorio como vejiga o riñones, entre otros órganos, pueden verse afectados por el amoniaco.

También es verdad que, normalmente, no todo el mundo está constantemente manejando ni usando este tipo de productos. Y que, las personas más susceptibles a padecer cualquier alteración en la piel eligen productos más naturales y sin químicos. Nos referimos a aquellas que tienen la piel sensible, sufren psoriasis o padecen algún otro tipo de dermatitis.

Por qué llevan amoniaco los tintes

Partimos de la base de que todos los componentes que se utilizan en los tintes son sustancias permitidas y testadas. (Por lo menos hasta el momento). Y si tenemos en cuenta que sólo es tóxico en concentraciones elevadas, algo que no ocurre en los tintes, es seguro. Aunque exista, como decíamos antes, un porcentaje de personas a las que les afecten por su sensibilidad en la piel.

Una chica castaña está en la peluquería porque la están alisando el pelo después de teñirse el pelo con tintes naturales

El amoniaco se usa en los tintes desde hace más de medio siglo por su rendimiento y resultados. Al igual que se incluyen otras sustancias alcalinas y de baja toxicidad con funciones complementarias. La Para-fenilendiamina o PPD y la Monoetanolamina o MEA, son dos ejemplos. Unos ingredientes también necesarios para que funcione la coloración el tinte, aunque con menos controversia.

Según la opinión de muchos expertos, el amoniaco es un ingrediente clave para la coloración. Pues para que el color penetre y permanezca, es necesario que el pelo se abra. Este proceso lo consigue el amoniaco porque crea un efecto de hinchazón en la cutícula, para reducir los pigmentos naturales. Y, una vez fijados los pigmentos de color, el pelo vuelve a su ser porque el amoniaco se evapora. Recupera así sus niveles de pH iniciales y sin sufrir ningún daño.

Además, tiene otras propiedades con las que logra:

– Cubrir las canas.

– Proporcionar un color más intenso y duradero.

– Aportar brillo.

– Proteger el pelo.

Estas son las razones por las que el amoniaco sigue utilizándose en la composición de los tintes para el pelo.

Tinte sin amoniaco

El tinte sin amoniaco es la opción para quienes prefieren no arriesgarse con el amoniaco. Eso sí, hay que fijarse bien a la hora de comprarlo y ver todas las posibilidades. Porque dentro de los más naturales, los hay con mayor o menor durabilidad y con diferentes propiedades. Vamos a ver cuáles son:

Aparece un chico con barba y tupé que se pasa el peine por el pelo viendo que tiene que teñirse las canas

Tipos de tinte sin amoniaco

Permanentes

Como en el caso de los tintes con amoniaco, llevan componentes alcalinos, además de los naturales, para que sean duraderos. Que un tinte sin amoniaco perdure en el tiempo es lo que, precisamente, le hace ser de los más vendidos. Además han conseguido fórmulas para cubrir bien las canas, no como los anteriores, y no dañan tanto el pelo. Suelen contener Henna y extractos de plantas, semillas y otros vegetales. Para quienes prefieren algo más natural, estos tintes dan buenos resultados.

Temporales

Duran poco porque los pigmentos de color no entran en la cutícula del pelo. De hecho, como se quedan en la capa externa, con los lavados el color va desapareciendo. Éste tipo de tintes suelen ser los vegetales/naturales, aunque no todos. No contienen ingredientes que dañen el pelo ni elementos irritantes. Ni tampoco conservantes, parabenos, agua oxigenada, siliconas, resorcinol, etc. Pueden llevar henna, aloe vera, aceites de semillas, keratina vegetal y otras plantas. Pero no permanecen durante mucho tiempo.

Semipermanentes

Penetran sólo de forma parcial en la cutícula del pelo. Por lo que sí duran algo más que los temporales. Aunque más lentamente, pero también se va perdiendo el color con los lavados. Y, pese a que cubren las canas, son las primeras que al descubierto tras los lavados. Se puede utilizar como tinte para cambiar de color más a menudo y hacer menos visible las raíces. Estos tintes pueden ser minerales o vegetales.

Una chica de espaldas, peina su pelo para extender con un peine el tinte negro sin amoniaco que acaba de echarse

En general son alternativas que, según las necesidades de cada uno, pueden resultar decisivas. Sobre todo para las personas que necesitan cuidar su pelo y su piel más delicadamente. Con la ventaja además de que un tinte sin amoniaco huele mejor. A parte de tener una amplia gama cromática, aportar luminosidad al pelo y obtener resultados muy naturales. También podéis ver otras formas de cuidar vuestro pelo en post que hicimos sobre puntas abiertas

Como veis, en vosotros está la decisión de elegir uno u otro. Siempre teniendo en cuenta que tanto en un tinte sin amoniaco como uno tradicional, hay que fijarse en su composición. Lo perjudicial en cualquier producto no es sólo un ingrediente sino el conjunto de ellos y sus efectos.

Saludos para todos y feliz día!

El equipo de Kambid.es

Si quieres encontrar tintes sin amoniaco, entra en kambid.es o pincha directamente sobre la imagen.Es un banner de Kambid.es donde aparece la frase "Compra online directo en Farmacias, Ortopedias, Herbolarios, Parafarmacias...". A la derecha una chica morena en un sofá beige con un ordenador que se ve que está viendo en internet Kambid.es.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Publicar opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *