Bebe con un mordedor azul en su boca con cara de pensar "este el mejor mordedor para mi".

MORDEDOR ¿CUÁL ES EL MEJOR PARA MI BEBÉ?

Actualmente hay en el mercado un mordedor para cada etapa de desarrollo de nuestro bebé. Y para las y los que no somos expertos en el tema, vamos a empezar por el principio. Vamos a ver qué es y para qué sirve un mordedor.

Un mordedor sirve para aliviar el dolor que tienen los bebés en las encías cuando van a salir los dientes. Y también para cuando ya les han salido los primeros. Normalmente se fabrican en caucho, plástico blando, goma o silicona para que el bebé pueda morderlos bien. Suelen tener además formas circulares y redondeadas para que los puedan sujetar mientras se los meten en la boca.

Es un banner de Kambid.es donde aparece la frase "Compra online directo en Farmacias, Ortopedias, Herbolarios, Parafarmacias...". A la derecha una chica morena en un sofá beige con un ordenador que se ve que está viendo en internet Kambid.es.

¿Cómo son los mordedores?

Hay para todos los gustos: con diferentes tamaños, formas, colores, dibujos, sabores, texturas, sonidos y edades. Dentro de esta variedad, también encontramos distintas clases de mordedores.

  • Masajeadores de encías y paladar.
  • Que ayudan a aliviar la presión de los dientes.
  • Con agua, bolitas u otros objetos por dentro para que suenen como un sonajero.
  • Para enfriar o congelar y que refresquen.

Lo más importante siempre, antes de comprar uno, es saber cuál es el que más se adapta a nuestro bebé. Para eso, lo primero es cerciorarnos de que sean seguros y mirar:

  • El material con el que está hecho y que no sea tóxico ni tenga formas afiladas que puedan hacerle daño.
  • Que se pueda lavar en agua para desinfectarlo.
  • Su comodidad para el bebé y que pueda agarrarlo bien.
  • Que se adapte a su edad y tamaño.
  • Manejable y que no le pese mucho.
  • Que pueda sostenerlo sin problema y le resulte práctico y efectivo.

Un bebe cogiendo su sonajero mordedor de colores vivos con cara de felicidad.

Características y beneficios del mordedor

Normalmente, la salida de los primeros dientes, conocida como dentición, suele estar entre los 5 y los 10 meses. Aunque cada bebé tiene sus propios tiempos, igual que ocurre al empezar a andar, a hablar, a quitarles el pañal…

Precisamente para eso están los mordedores evolutivos. Son ergonómicos y se adaptan a cada momento de la dentición. Hasta que los dientes de leche completan sus fases y se forma la dentadura entera.

La mayoría de los bebés tienen muchas molestias en este proceso porque tienen las encías inflamadas, irritadas y enrojecidas. Y, para que no lo pasen tan mal, lo mejor es que tengan un mordedor. Les dará un poco de tregua y les quitará ese dolor y ese estrés que les causa la dentición.

El mordedor más habitual suele tener una forma parecida a la del chupete. Con una parte de mango o asa y otra parte de goma. Pero las marcas fabrican muchos tipos y existe una gama muy variada dentro del mundo del mordedor para bebé:

»Con forma de collar para que los lleven sujetos las madres mientras tienen a sus bebés en brazos.

»De varias argollas unidas como si fueran juguetes.

»Los que emiten música o palabras para que el bebé se divierta y aprenda mientras alivia el dolor.

»Lo último en mordedores es los que también aúnan funciones. Van con un asa para que los bebés puedan agarrarlos y con una malla de plástico para introducir comida. Metemos trocitos de frutas u otros alimentos para que los muerdan y apacigüen el dolor mientras prueban sabores diferentes.

Un bebé de unos 11 meses dentro de su cuna blanca llorando mirando a cámara, su habitación tiene la pared de color rosa y con una nube blanca pintada.

La edad para usar un mordedor

Durante el período de la dentición, cuando nacen los dientes de leche, pueden darse tres fases: 

1ª Fase

Los primeros dientes en salir son los incisivos y lo hacen entre los 4 y los 6 meses. Los síntomas de que ese momento está llegando son varios:

– Encías inflamadas y enrojecidas.

Lloros más frecuentes de lo habitual.

Que se meta las manos o lo que más cerca le pille en la boca.

Babea más que antes.

Durante este tiempo, y antes de aparecer los primeros dientes, podemos facilitarle la vida. Si le damos un mordedor blandito, masajeará sus encías y le quitará el dolor.

Sobre un fondo blanco un bebe de unos ocho meses gatea con cara de sorpresa con su mordedor entre las manos.

2ª Fase

Apartir de ese momento le seguirán saliendo otros dientes, como los premolares. En esa etapa al bebé le volverán a doler las encías y necesitará un nuevo mordedor para calmar esas molestias.

En este caso, con la dentadura un poco más completa, el mordedor podría ser algo más duro. E incluso usar los que llevan agua destilada en su interior para enfriarlos en la nevera. Así los bebés consegurán aliviar el dolor de sus encías y refrescar sus dientes.

3ª Fase

Algunos de los últimos dientes en salir son los molares. Lo harán desde los 6 meses hasta que el bebé cumpla su primer año de vida, aproximadamente. Para los dolores de esa etapa nuestro bebé podrá usar mordedores didácticos, más adaptados a su edad. Un mordedor “juguete” con el que podrá mitigar el dolor de las encías inflamadas y los nuevos dientes. Además podrá jugar, entretenerse, ejercitar sus sentidos y probar algo de comida nueva mientras relaja el malestar de su boca.

En un sofá blanco una madre juega con su bebe de unos seis meses a hacer de sus piernas un tobogán, juegan felices.

Como véis, todo un mundo este del mordedor para el bebé. Y que podéis probar cuando os parezca para hacer más felices a vuestros pequeños.

!Saluditos!

El equipo de Kambid.esEs un banner de Kambid.es donde aparece la frase "Compra online directo en Farmacias, Ortopedias, Herbolarios, Parafarmacias...". A la derecha una chica morena en un sofá beige con un ordenador que se ve que está viendo en internet Kambid.es.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+