Un hombre de mediana edad y con pelo cano está sentado al borde la cama tocándose la pierna porque siente fuerte dolor de huesos y le afecta en la rodilla.

DOLOR DE HUESOS Y ARTICULACIONES

Hoy os hablamos del dolor de huesos y articulaciones porque las causas pueden ser diversas y los tratamientos también. Veremos qué factores pueden causar estos dolores y cómo proteger nuestras articulaciones y huesos.

Comenzamos con algunos datos en España. Actualmente la enfermedad más habitual que causa tanto dolor de huesos como de articulaciones es la artrosis. De hecho, afecta a más de diez millones de personas en nuestro país. En algo más del 10% de los casos afecta a la rodilla. Y ya, en edades avanzadas, se estima que sufren artrosis de 2 a 3 personas por cada 10.

Las circunstancias que pueden provocar dolores en huesos y articulaciones pueden ser: desgaste físico, lesiones, edad, enfermedades… Y, además, tenemos que tener en cuenta si el dolor es puntual o crónico. Por todo esto, vamos a ir contándoos poco a poco cada problema.

Es un banner de Kambid.es donde aparece la frase "Compra online directo en Farmacias, Ortopedias, Herbolarios, Parafarmacias...". A la derecha una chica morena en un sofá beige con un ordenador que se ve que está viendo en internet Kambid.es.

Dolor de huesos

El dolor de huesos se localiza principalmente en las rodillas, las manos, la espalda y en los pies. Y, aunque a las mujeres es a quien más afecta, el porcentaje de hombres también es elevado.

Lo más importante es diferenciar el dolor de huesos. Se distingue por su grado de intensidad y si es ocasional, o, constante y recurrente en el tiempo.

  1. Dolor puntual fuerte. Es un dolor de huesos agudo que normalmente aparece de forma repentina. Puede deberse a un golpe, esfuerzo, tirón o estiramiento brusco o a nada con lo que podamos relacionarlo. Se suele reducir de forma progresiva en unos días y con tratamiento de analgésicos y antiinflamatorios. Aunque hay casos de lesiones o fracturas en los que podría reaparecer el dolor de forma ocasional.
  2. Crónico. Aparece de manera reiterada y es constante. Su continuidad puede deberse a un cúmulo de varios problemas o como resultado de algunas enfermedades. La artrosis o la osteoporosis son algunas de ellas y, el mejor tratamiento, la prevención e intentar que no empeoren.

A veces, también se dan casos en que puede presentarse de ambas formas, como por ejemplo, el dolor de espalda. Es un dolor de huesos de los más comunes y lo padecemos el 90% de las personas alguna vez. En la mayoría, se soluciona con masajes de un fisioterapeuta u osteópata, descanso y unos días de reposo. Pero en los casos crónicos, se necesitan tratamientos médicos más largos y con seguimiento exhaustivo por parte de los especialistas.

Una mujer se encuentra tumbada en una camilla mientras que un fisioterapeuta le da un masaje para quitarle el dolor en la espalda.

Dolor de articulaciones

El dolor en las articulaciones, o artralgia, depende de la enfermedad que se padezca. Habitualmente se presenta en rodillas, tobillos, dedos de las manos, muñecas y cadera. Pero también puede aparecer en los pies, en los codos y en los hombros. Las frecuentes molestias dificultan tanto la actividad diaria de las personas como su calidad de vida y su descanso. Suelen tener dolores fuertes, pinchazos, inflamación, rigidez, etc. Algo que limita los movimientos porque se alteran y degeneran los tejidos que forman los músculos y tendones.

Para tratar el dolor de las articulaciones, lo primero es saber qué lo está causando. Aunque no es un proceso fácil, dado que existen alrededor de 250 enfermedades reumáticas. Y esto exige, a su vez, múltiples pruebas hasta dar con el diagnostico final. Además, hay que ver si el dolor es de características mecánicas o antiinflamatorias para delimitar el tipo de reumatismo.

  • Características mecánicas o de función. Se refieren al dolor que aumenta al hacer cualquier movimiento o esfuerzo y que sólo se mitiga con el descanso. Incluso a veces, son necesarios los analgésicos o los complementos a base de colágeno. Destacamos el colágeno en concreto porque ayuda a reforzar las articulaciones y evita que se desgasten tan rápido. Las enfermedades degenerativas como la artrosis son un ejemplo de este tipo de molestias.
  • Características inflamatorias. En este caso, el reposo no consigue acabar con el dolor y, además, las articulaciones están inflamadas y pueden enrojecerse. Estos son los síntomas típicos de enfermedades reumáticas. La gota, que afecta a los tobillos y al dedo gordo del pie o la artritis reumatoide, son algunas de ellas.

 

Enfermedades que causan dolor de huesos y articulaciones

La artrosis, la artritis y la osteoporosis son las enfermedades más frecuentes en huesos y articulaciones. Por eso hoy os hablamos de ellas, aunque no son las únicas que producen dolor de huesos y articulaciones. Mencionamos algunas: osteomielitis, osteoartritis, lupus, cáncer de huesos, bursitis, osteogénesis imperfecta, fibromialgia, reuma, condromalacia rotuliana, raquitismo o leucemia.

Una chica joven sostiene el brazo de una mujer mayor para ayudarle a moverlo porque tiene dolor en las articulaciones y huesos.

La artrosis

La artrosis es una enfermedad de evolución lenta y progresiva que aparece cuando el cartílago de los huesos se desgasta. La mayor incidencia de la artrosis en las personas es en la rodilla (10,2%). Le siguen las manos y la cadera (6%) y, finalmente, la columna y los pies.

Se desarrolla más frecuentemente en mujeres que en hombres porque afecta, en proporción, a 5 mujeres por cada 3 hombres. A nivel mundial, además, se estima que el 18% de las mujeres mayores de 60 años sufren artrosis sintomática.

Tanto la artrosis severa como moderada pueden ser incapacitantes. Y es que, sus principales síntomas son la reducción del movimiento y el dolor. Se suele aliviar, sobre todo, en rodillas y cadera con el reposo.

La artritis

La artritis es una inflamación de las articulaciones de los huesos. Suele aparecer en hombros, codos, manos, rodillas y pies. Causa dolor, inflamación, enrojecimiento y rigidez. En algunos casos, limita el movimiento y, en fases más avanzadas, incluso llega a deformar las articulaciones.

Las causas que provocan la artritis se desconocen. Aunque algunos estudios la relacionan con: desgaste de las articulaciones, fracturas, alguna infección o enfermedad. Hay más de cien tipos de artritis, la mayoría crónicas, pero actualmente se pueden prevenir y tratar sus síntomas. Para la inflamación y el dolor, los médicos suelen recetar analgésicos, corticoides y antinflamatorios. Y, en general, recomiendan hacer ejercicio físico y acudir al fisioterapeuta.

La artritis afecta a más de 50 millones de personas en el mundo. Pueden padecerla tanto hombres como mujeres pero afecta más al sexo femenino. El porcentaje es: 1 de cada 4 mujeres y 1 de cada 5 hombres. Y, entre las más comunes, se encuentran la osteoartritis, la artritis reumatoide o el lupus.

Una mujer de edad avanzada sonríe mientras toca la mano de su cuidadora que está detrás del sofá donde ella está sentada porque siente dolor por la osteoporosis.

La osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad especialmente grave y frecuente en las personas de edad avanzada. Debilita progresivamente los huesos disminuyendo la masa ósea y provocando mayor porosidad. Unas circunstancias que aumentan la fragilidad de los huesos y el riesgo de producirse fracturas.

La osteoporosis suele pasar desapercibida durante años porque no presenta síntomas. Sólo hasta que la columna, el fémur, el humero, las vértebras, la muñeca o la cadera se fracturan.

Esta enfermedad, aunque también en hombres, es más frecuente en mujeres, ya que es habitual que aparezca con la menopausia. De hecho en España, 2 millones de mujeres tienen osteoporosis y sufren fracturas a consecuencia de esta enfermedad. El Estudio de la Sociedad Española de Reumatología aporta datos por sexos sobre esta enfermedad. Estima que 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres sufrirán al menos una fractura a partir de los 50 años.

Ahora que ya sabéis lo que puede provocar el dolor de huesos y articulaciones, tenéis que cuidaros. Y si notáis algún síntoma, siempre consultadlo con el médico.

Saludos y ánimo para todos.

El equipo de kambid.es

Es un banner de Kambid.es donde aparece la frase "Compra online directo en Farmacias, Ortopedias, Herbolarios, Parafarmacias...". A la derecha una chica morena en un sofá beige con un ordenador que se ve que está viendo en internet Kambid.es.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Publicar opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *