Un hombre ante el espejo echándose crema para cuidarse la piel frente a un espejo.

La piel del hombre también necesita cuidados

Aunque parezca mentira y aunque para muchos de nosotros sea de lo más normal que un hombre cuide su aspecto y use diferentes productos con propósitos cosméticos como cremas, aceites, exfoliantes, sérums, tónicos, aftershaves, etc., todavía hoy en día muchas mujeres e incluso hombres ven este hábito como un poco “afeminado”.

Pero… ¿por qué un hombre no puede cuidar su piel al igual que lo hace la mujer?. La piel del hombre está igualmente expuesta a numerosos factores que la hacen sensible, bien sean factores externos como la contaminación, los rayos solares,  las bajas temperaturas o factores internos como la genética, los cambios hormonales y emocionales, el estrés, etc. También hay que tener en cuenta que existen determinados hábitos perjudiciales para la piel como fumar, beber alcohol, una mala alimentación o incluso el simple afeitado o depilación.

Creemos que puede ser interesante aportar sencillos consejos para mejorar y cuidar el aspecto de la piel del hombre, previniendo o retardando la aparición de arrugas y/o imperfecciones debidas a  los factores enumerados anteriormente.

limpieza-facial-hombres

Arrugas en la cara o líneas de expresión

Las líneas de expresión son huellas causadas por movimientos repetitivos provocados cada vez que sonreímos, nos enfadamos o fruncimos el ceño.  Es difícil evitarlas, y algunas de ellas se convierten en arrugas debido a que estas áreas pierden colágeno, proteína que da firmeza a los tejidos, y elasticidad.

Con el paso de los años la resistencia de la piel del hombre a los radicales libres disminuye, al igual que ocurre con la piel de las mujeres. Te estarás preguntando qué son los radicales libres, pues bien, son pequeñas moléculas que, activadas por diversos factores como los rayos solares, la contaminación, el tabaco, el estrés o incluso una mala alimentación, etc., son los principales responsables del envejecimiento de la piel.

Aunque el envejecimiento de la piel  y por tanto la aparición de las arrugas correspondientes, hoy por hoy es imparable, sí es posible retrasarlo en cierta medida.

Hay diferentes productos como sérums y cremas anti-arrugas que ayudan a renovar la piel y a corregir o retardar la pérdida de colágeno y elasticidad de ésta. Además, también existen tratamientos más sofisticados realizados por profesionales como la limpieza de cutis, tratamientos anti-arrugas intensivos o rejuvenecimiento facial a través de diferentes técnicas como la Luz Intensa Pulsada (IPL), entre otras.

Ojeras y bolsas

Las ojeras son un oscurecimiento o tono amoratado de la piel en la parte inferior de los párpados y que puede ir acompañado de una hinchazón conocida como bolsa. Puede ser síntoma de trastorno del sueño, cambios hormonales, alergias, sin olvidar que en su aparición también pueden ser determinantes factores externos o genéticos. Desde un punto de vista estético, la persona que padece de bolsas y ojeras da la impresión de cansancio, envejecimiento o incluso tristeza.

Aunque normalmente la causa principal es la falta de descanso, con el paso de los años generalmente las ojeras y bolsas se vuelven más visibles.

Como consejos básicos es recomendable descansar y dormir las horas oportunas, ya que durante el sueño se activa la circulación de los vasos sanguíneos y el drenado de líquidos, evitar exponerse al sol durante tiempos prolongados, proteger los ojos con gafas solares de calidad, etc.

También existen remedios caseros y sencillos para las ojeras consecuencia del cansancio y falta de sueño como colocar bolsitas frías de té verde o manzanilla en los párpados, a fin de mejorar la circulación en la zona.

Pero igualmente existen productos en el mercado para para tratar las ojeras y bolsas y que ayudan a reactivar la circulación de la zona como geles, roll-ones, sérums o cremas especiales para contorno de ojos.

hombre-crema

Acné

Granos o espinillas que pueden estar presentes en la cara, espalda, pecho, hombros y cuello. Principalmente son derivados de una revolución hormonal, generalmente  durante el período de pubertad, entre los 12 a 18 años, pero en casos específicos esto puede darse durante edades más avanzadas. La causa está en las hormonas que estimulan las glándulas sebáceas para generar la grasa que lubrica la epidermis; aquella que no puede eliminarse forma un abultamiento que obstruye los poros provocando así la aparición de esta afección denominada acné.

Existen numerosos productos cosméticos que ayudan a evitar la aparición de acné o reducirlo como  jabones, geles, lociones, etc. astringentes que reducen la cantidad de grasa en la piel.

Es recomendable lavar la piel afectada dos veces al día con jabón antiacné o neutro. La limpieza debe ser moderada ya que de lo contrario se puede producir sequedad en la piel.

Se deben evitar productos que contengan aceites, ya que éstos favorecen el desarrollo de estas afecciones.

Y recuerda que aunque muchas veces nos cueste mirarnos al espejo y notar la presencia de estos “enemigos”, no se recomienda explotarlos porque ello puede incrementar la inflamación e incluso llegar a provocar cicatrices o marcas irreversibles.

Estos consejos son muy generales, por eso siempre se debe acudir a un dermatólogo experto, ya que la piel de cada persona es un caso especial, y nadie mejor podrá darte recomendaciones y soluciones para tratar de combatir el acné.

Afeitado

Trata de afeitarte después de una ducha con agua caliente o en su defecto lávate la cara con agua caliente antes del afeitado. El vapor y agua caliente ayudan a abrir los poros y a reblandecer la barba, por lo que conseguirás un mejor resultado y la piel se irritará en menor medida.

Evita jabones, cremas o lociones que contengan alcohol, porque éstos lo único que harán será deshidratar y resecar la piel.

Trata de afeitarte en la dirección en la que te crece el vello, aclarando frecuentemente la maquinilla o cuchilla con agua caliente evitando así la obstrucción de las cuchillas.

Después del afeitado, aclara tu cara con agua fría. Esto te ayudará a cerrar inmediatamente los poros, manteniendo la cara libre de suciedad, evitando que se produzca grasa y salgan granitos en la piel.

Termina siempre el proceso de afeitado con un buen aftershave, te ayudará a calmar, suavizar e hidratar la piel después de haberla sometido a tal erosión.

hombre-afeitandose

Depilación piernas

Si eres de los que te gusta depilarte las piernas, al igual que en el caso del afeitado de cara debes seguir varios consejos que ayudarán a que tu piel sufra lo menos posible y quede suave e hidratada después de la depilación.

Sin importar el método que se elija, antes de depilarse es recomendable siempre tener la piel exfoliada. Para lograrlo, puedes utilizar varias veces a la semana un guante de crin, elaborado a base de esparto, y un poco de gel con PH neutro para masajearse las piernas.

También es recomendable, ducharse o lavarse las piernas con agua caliente antes de depilarse, puesto que así los poros se abrirán y la depilación será menos dolorosa y más eficaz.

Tras la depilación lo mejor es aclararse con agua fría para calmar la piel y al mismo tiempo cerrar los poros.

Así mismo se debe aplicar una crema hidratante o algún aceite para suavizar la piel y mantenerla hidratada.

Bueno pues hasta aquí estos consejillos sobre como un hombre puede cuidar su piel y mejorar su aspecto.

Si eres de los que nunca has usado ni una simple cremita hidratante te animamos a que lo hagas y ya verás que enseguida empezarás a notar buenos resultados ;).

Muchos besitos desde Kambid! 🙂

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Publicar opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *