Una mujer tiene una pastilla de colágeno, que es una proteína saludable para el organismo, y se dispone a tomársela con un vaso de agua que sostiene con la mano.

COLÁGENO: TODO SOBRE ESTA PROTEÍNA

El colágeno es la proteína que más abunda en los organismos vivos. Es el componente más abundante de la piel y de los huesos. Y es como el pegamento del cuerpo humano porque hace que los distintos tejidos estén unidos.

El colágeno tiene dos funcionalidades muy importantes para nuestro cuerpo:

  • Dar mayor resistencia a los tejidos que las contienen proporcionándoles mayor elasticidad y flexibilidad.
  • Se encarga de la retención del agua en el cuerpo. Si no existiera el colágeno en nuestro cuerpo, se perdería todo el agua y no podríamos vivir.

Un nadador flexionando su rodilla y agarrándosela

Las plantas no tienen colágeno ya que, al tratarse de una proteína, sólo cuentan con él los animales. Hay muchos tipos de colágeno y lo encontramos en uñas, dientes, cabello, cartílagos, tendones y ligamentos. También en vasos sanguíneos, en la córnea y órganos internos.

El colágeno está presente prácticamente en todo nuestro organismo porque lo que hace es unirse a otras sustancias para crear los tejidos. En el caso de los huesos, se junta con el calcio. En los cartílagos lo hace con condroitina y glucosamina creando un gel que reduce los impactos en las articulaciones. Y, en la piel, se une a la elastina y la queratina. Con ellas forma una red flexible que le permite además retener mayor cantidad de agua. Con los beneficios que eso conlleva para nuestra piel.

La acción del colágeno, en general, es tan importante como visible, reflejándose sobre todo, en piel, uñas, pelo y dientes.

Factores que aceleran la disminución del colágeno

El colágeno se pierde con la edad. Según diferentes estudios, a partir de los 25 años se reduce la producción de colágeno un 1,5% por año. Y una vez cumplidos los 45 años, se acelera. Una situación que puede condicionar el mantenimiento de nuestro estado físico si no se tiene en cuenta.

Además de esta disminución natural a causa de la edad, existen otros factores como los hábitos de vida. No ayudan a su mantenimiento:

  • El tabaco
  • El estrés
  • La exposición solar
  • La contaminación
  • Dormir poco
  • El ejercicio excesivo

Son algunas rutinas que en nuestra mano está modificarlas. Así ayudaremos a nuestro cuerpo a que se mantenga joven y ágil.

la rodilla de un hombre agarrandosela rodilla, da la sensación de tener dolor

¿Cómo podemos estimular o aportar colágeno al organismo?

1.- Con nuestra alimentación

  -> Tomando alimentos que lo contengan: la carne de pollo, de cerdo, de pavo, de ternera, etc., y también con el pescado.

Se encuentra en un mayor porcentaje en la piel de vaca y en las patas de los cerdos. Aunque también lo encontramos en la gelatina sin azúcar. Como curiosidad os contamos que ésta es una solución acuosa que se consigue tras la desnaturalizción del colágeno por ebullición.

 -> Con alimentos que no lo contienen pero estimulan al cuerpo para que lo genere.

  • Frutas: kiwi, naranja, limón, piña etc., que contienen Vitamina C. Si quieres saber más sobre la Vitamina C visita nuestro post “Vitamina C, un potente antioxidante natural”.
  • Verduras como la berza, la col, la coliflor, las espinacas, el repollo, las coles de Bruselas, etc.
  • Frutas o Verduras Rojas: las fresas, las cerezas, la sandia, la remolacha, el tomate etc. Además de ayudarnos con el colágeno por su contenido en Licopeno, son grandes antioxidantes.
  • Los frutos secos: pistachos, avellanas, piñones, almendras, etc.
  • Leche de soja.
  • Los lácteos, la clara de huevo, los pescados azules. Estos alimentos estimulan la generación de colágeno debido a su alto contenido en aminoácidos. Como el colágeno es un proteína y las proteínas una cadena de aminoácidos, con estos alimentos consegumos mayor aporte. Así, nuestro organismo logra producir más colágeno.

Todos estos alimentos nos ayudan a mantener los niveles de colágeno en nuestro organismo. Lo que ocurre es que con los años necesitamos complementarlo con algunos suplementos. Sólo con estos alimentos no se conseguiría compensar la perdida natural del organismo.

Es un banner de Kambid.es donde aparece la frase "Compra online directo en Farmacias, Ortopedias, Herbolarios, Parafarmacias...". A la derecha una chica morena en un sofá beige con un ordenador que se ve que está viendo en internet Kambid.es.

2.- Aplicando el colágeno sobre nuestra piel.

Podemos hacerlo con ampollas, mascarillas, cremas etc. Nos ayudarán a tener la epidermis más hidratada, disminuir las estrías, reafirmar la piel y reducir las arrugas. Pero este tipo de tratamientos no nos dan un resultado satisfactorio al 100%. El colágeno es una molécula grande que no puede atravesar la capa de la dermis. Algo que impide mantener una proporción óptima en nuestro cuerpo.

3.- Inyectando el colágeno en nuestra piel.

De esta manera los resultados se notan en la piel más rápidamente y desde las primeras sesiones. Las inyecciones se hacen con agujas muy finas por lo que no generan mucho dolor ni marcas en la zona.

En estos casos se suele utilizar colágeno proveniente de la piel de la vaca o de donaciones de otras personas. El primer tipo es muy efectivo pero puede provocar alergias. Aunque lo normal es que hagan una prueba de alergia antes de la intervención. .

Por favor, elegid siempre profesionales titulados y que os den mucha seguridad. Es tremendamente problemático y peligroso que os inyecten malos productos o sin la higiene o aparatología adecuada.

4.- Ingiriendo complementos nutricionales con colágeno en cápsulas o bebible.

Tomar el colágeno en crudo puede provocar molestias en el estómago y no sentar bien al organismo. Por eso, la mejor manera es que esté hidrolizado y tomarlo preferentemente diluido en un jugo ácido. Se puede encontrar en polvo o en cápsulas.

una foto de una pareja de cara, ella de lado y el mirando al objetivo

Nuestra opinión:

Si tuviésemos que elegir un método para aumentar la cantidad de colágeno en nuestro cuerpo, sería un suplemento nutricional. Por tres razones:

1ª. Como ya os comentábamos, al ser una molécula grande no puede atravesar la capa de la dermis con cremas. Por eso, con esta opción, sólo obtendríamos efectos positivos para nosotros.

2ª. Porque los alimentos que lo contienen en alto grado también tienen un porcentaje alto de grasas y azúcares. Así que tampoco se pueden comer en grandes cantidades.

. Al ingerirlo de forma oral vamos a ayudar al mantenimiento de las uñas, el pelo y la piel. Y, además, a otras partes del cuerpo que también lo necesitan, entre ellas, órganos internos, articulaciones, etc.

¿Es importante el origen del colágeno?

Un experto nos comenta que muchas marcas cobran más caros sus productos  porque aseguran que el colágeno tiene origen marino. Ya sea de tiburón, de merluza, etc. La explicación es que es una proteína que nuestro cuerpo no diferencia porque no contiene ADN del núcleo.

Lo que sí es importante es que esté hidrolizado para que el cuerpo humano lo pueda digerir.

En el mercado existen muchos productos, así que, nuestro consejo es que acudáis a vuestro médico o farmacéutico. Ellos os dirán cuál es el complemento nutricional que mejor os viene.

La imagen de medio cuerpo de una mujer de unos 60 años sonriendo a la cámara

Los años nos hacen envejecer, pero si tomamos este tipo de ayudas, conseguiremos una vejez más saludable.

¡Saludos!

Equipo de Kambid.es

 Es un banner de Kambid.es donde aparece la frase "Compra online directo en Farmacias, Ortopedias, Herbolarios, Parafarmacias...". A la derecha una chica morena en un sofá beige con un ordenador que se ve que está viendo en internet Kambid.es.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Publicar opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *